Dónde Trabajamos





FUNDACION ATASIM trabaja en el Cantón Morona ubicado al centro de la provincia de Morona Santiago, esta provincia a su vez se encuentra localizada en el centro sur de la región Amazónica; forma parte de la cuenca amazónica sudamericana, que “con su enorme superficie, 7.5 millones de kilómetros cuadrados y complejidad ecosistémica, es la más importante reserva biótica existente en el mundo”.

Sobre el Cantón Morona

El Censo en 2010 del INEC indica para el cantón Morona una población total de 41.155 habitantes (20.611 hombres y 20.544 mujeres), distribuidos en el siguiente rango de edad: de 0 a 14 años un 39,34% de la población, de 15 a 64 años existen un 56,59% y de más de 65 años un 4,07%.El estudio de categoría de ocupación da a conocer un total de 16.121 personas activas y ocupadas, siendo que en el área urbana existen 5.030 hombres y 3.553 mujeres y el área rural 4.569 hombres y 2.969 mujeres.

El mayor porcentaje de ocupación es por cuenta propia en el sector rural en un 58,6% y en la zona urbana el 24,2%, lo que nos indica que para el sector rural se debe impulsar al desarrollo a través de la inserción de proyectos productivos. Si se habla de la ocupación por empleo podemos decir que en el área urbana se concentra la mayor cantidad de entidades: públicas el 29,7% y privadas el 26%, a diferencia del sector rural en donde entre ambas promedian el 9,9%.

Los datos que arroja la encuesta de condiciones de vida en el 2010 se puede ver que del total de hogares en el Cantón Morona, el 48,4% corresponde a hogares pobres, y el 18,6% de hogares se encuentra en extrema pobreza que detallado por Parroquias: Sevilla el más alto con 47,7%, muy cerca de Cuchaentza con el 45,4%, Zuñac con el 33,3%, Río Blanco con el 16,6%, Sinaí con el 13,2%, San Isidro con el 11,7% , 9 de Octubre con el 4,6% y Macas con el 3,1%.Un factor que se está observando en los últimos años es el incremento de los índices de violencia en varias de esas comunidades.

El Cantón Morona está dividido en 8 parroquias rurales y una parroquia urbana correspondiente a la cabecera cantonal, ciudad de Macas. Su territorio comprende una superficie total de 4.606,9 km2. Las parroquias rurales son: Zúñac, Alshi, General Proaño, San Isidro, Río Blanco, Sevilla Don Bosco, Cuchanetza y Sinaí.
En el cantón Morona se encuentra parte de la nacionalidad Shuar, ésta nacionalidad reivindica un territorio de 900.688 ha. La extensión legalizada hasta la fecha es de 718.220 ha, mientras que 182.468 ha se encuentran aún sin reconocimiento legal.

El cantón Morona comprende una superficie de 4.606,9 km2. El relieve está conformado por una serie de colinas que se originan en forma de sierra en los Andes orientales y descienden hasta la llanura del Amazonas. La vertiente de la Amazonia está formada por la afluencia de numerosos ríos que nacen en la cordillera y en la cordillera del Amazonas. Estos ríos se caracterizan por ser caudalosos y navegables en la mayoría de su curso. La temperatura anual promedio oscila entre los 15 y 40 °C. La existencia de una prolífica flora y fauna junto a extraordinarias variaciones de macro y micro hábitat radica la característica más importante de esta región. En la medida que dictan sus sentidos de supervivencia, diversas etnias han ocupado desde antes de la Colonia este recinto de investigación y estudio selvático, integrándose y formando parte de este ambiente especial, del cual han extraído ancestrales conocimientos útiles de los verdaderos recursos naturales de esta región, como es la etnogeobotánica.

En el cantón Morona se encuentra parte de la nacionalidad Shuar, ésta nacionalidad reivindica un territorio de 900.688 ha. La extensión legalizada hasta la fecha es de 718.220 ha, mientras que 182.468 ha se encuentran aún sin reconocimiento legal. 


Características socioeconómicas de la Provincia de Morona Santiago

Teniendo en cuenta necesidades insatisfechas y pobreza de consumo, las provincias más pobres en el país son las provincias de la Amazonia. De acuerdo al mapa de pobreza y desigualdad de la Unidad de Análisis e información de la secretaria técnica del Ministerio de Coordinación de Desarrollo social, el ordenamiento por incidencia de pobreza revela que las provincias más pobres por consumo son Morona Santiago (69%), Napo (68%), Orellana (63%), Zamora Chinchipe (62%) y Bolívar (61%). Morona Santiago con casi 70% de incidencia de pobreza tiene aproximadamente 60,000 personas que viven bajo el umbral de pobreza.
La capital de la Provincia de Morona Santiago es Macas, habitada por el pueblo Macabeo que junto al pueblo Shuar configuran la vida económica y cultura de la zona junto a otros pobladores mestizos de Ecuador.

Según datos 2010 del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) viven en la provincia unas 148.000 personas (50,6% hombres y 49,4% mujeres), siendo para ambos sexos la principal ocupación la agricultura y otros trabajos calificados (36,6% hombres y 39,3%mujeres), y como segundo oficio más común en los hombres están los oficiales, operarios y artesanos (14%), mientras que en las mujeres es como trabajadoras de servicio y vendedoras (15,4%).A nivel educativo existe en la provincia una tasa de analfabetismo del 6,6%, siendo el nivel de escolarización de un 92,8% en niños/as de 5-14 años y del 73,2% en jóvenes de 15-17 años. Si miramos el promedio de años de escolarización encontramos que es de 9,2 años en hombres y de 8,2 en mujeres, igualmente encontramos diferencias entre el ámbito urbano y rural (10,4 en el primero frente a 7,6 años en el segundo).La provincia de Morona Santiago se subdivide en 12 cantones. 


Diagnóstico de las relaciones de género

En el ámbito económico, las mujeres sufren una fuerte discriminación frente a los hombres. De este modo, mientras representan la mitad de la población, únicamente el 40% de la población económicamente activa (es decir, personas que tienen o buscan empleo) son mujeres, siendo sus tasas de desempleo algo más del doble que las de los hombres. La violencia contra las mujeres es un grave problema que afecta al Ecuador. En 2012 se realizó la Primera Encuesta Nacional de Relaciones Familiares y Violencia de Género, aplicada en 18.800 viviendas, en las 24 provincias del país. Resultados de la encuesta revelaron que 6 de cada 10 mujeres ecuatorianas afirmaron haber sufrido algún tipo de maltrato psicológico, físico, sexual y patrimonial.

El 59,3% de mujeres indígenas sufre más violencia de género, seguido por las personas afrodescendientes que alcanzan el 55,3%. Con respecto al rango de edad, la encuesta también indicó que las mujeres entre los 16 y 20 años son las que sufren mayor violencia de género. La violencia patrimonial, entendida como la sustracción o retención de objetos personales, también fue incluida en la investigación. El 35,3% de mujeres sufrió por esta condición en el país. La discriminación de género, el sexismo y la misoginia son problemas arraigados lo cual se evidencia en los altos índices de violencia contra las mujeres existentes en el país, aun cuando esta situación no siempre se denuncia.

En materia de equidad de género Ecuador se encuentra por debajo del promedio latinoamericano y varios pasos detrás de los países en mejor situación en la región. Pero además el 51% de las mujeres que trabaja por cuenta propia o que ostenta la propiedad de micro emprendimientos en Ecuador ha sido víctima de violencia por parte de su pareja actual o ex pareja, según un estudio del Programa Regional ComVoMujer. La investigación señala que del total de mujeres ecuatorianas que son propietarias de microemprendimientos (843.160), la mitad (422.100) sufre violencia por parte de su pareja o ex pareja. El documento se basa en información del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC) y en entrevistas a profundidad realizadas a dueñas de micro emprendimientos. Según el INEC, al menos seis de cada diez mujeres ha padecido la violencia de sus parejas, índice que es de siete de cada diez en afroecuatorianas e indígenas.

De acuerdo con la investigación de ComVoMujer, programa que se desarrolla en Ecuador, Perú, Bolivia y Paraguay con cooperación alemana, el 54,1% de las entrevistadas fue víctima de violencia, el 84% sufrió afectaciones de tipo emocional como la depresión. Además, 19 de cada 100 propietarias ha perdido un día de trabajo en el trámite de denuncia, el 38% ha utilizado al menos un día de trabajo para buscar apoyo social y el 12% en busca de atención médica. Asimismo, el 69% de las propietarias que ha sufrido daños a causa de la violencia de pareja ha incurrido en gastos de bolsillo de 185 dólares anuales para atender su salud, lo que representa a nivel nacional una pérdida anual equivalente al 9% de todos los ingresos generados por sus pequeñas empresas en el último año. El estudio también revela que las provincias con más prevalencia de violencia en microempresas son: Morona Santiago, Cañar, Pastaza, Zamora Chinchipe, Tungurahua y Azuay. De otro lado, los ataques son más severos en Morona Santiago, Pastaza, Cañar, Napo e Imbabura.